fbpx

Me quedé sin trabajo, qué hago?

En estos últimos años, se habló mucho de EREs, de despidos en el trabajo y de desempleo. No te avergüences, a todo el mundo le pasó, y en algún momento todos estuvimos sin empleo. Pero no te pongas a llorar, es una buena noticia, y te diré porqué.

Tanto para empezar, hace mucho tiempo que no escribo en mi blog, y me gustaría retomar la escritura. Actualmente estoy en el paro, he terminado mi relación laboral con la empresa con la que trabajaba, y estoy cobrando unos 700 € al mes de SS. Puede ser que te sientas identificado.

¿Qué co*o pasó? Realmente no lo sé. En 3 años de trabajo, pasamos de facturar 400.000 € a 1.600.000 €, gracias a las campañas de marketing que realicé, las estrategias de promoción y la fuerza comercial… Pero, así es la vida. Ahora…

Que hago si me quedo en el paro?

Yo no me hice esta pregunta porque siempre tuve claros mis objetivos, de hecho, para mi fué una liberación y ahora tengo el tiempo de trabajar en mis proyectos. Puedo entender que no muchos estén en mi situación así que voy a dar 5+1 tips para que puedan enfrentar esta nueva etapa de la vida.

  1. Tómate tiempo para pensar y reflexionar
  2. Descubre quien eres y qué quieres
  3. Comienza estos 3 proyectos para incrementar tus ingresos
  4. Conoce tus fortalezas para sacarle más provecho
  5. Piensa más en ti y en los que te rodean

1. Tómate tu tiempo

Lo primero es relajarte. Esto me cuesta mucho a mi, nunca logro descansar bien y siempre estoy pensando, con la cabeza que va a 1000 por hora. Pero es fundamental despejar la mente. Yo suelo poner música para meditar o ruidos de lluvia en YouTube. El sonido del agua me hace «desconectar» y me deja espacio para reflexiones más personales, fuera del ambiente laboral.

Además, te aconsejaría hacer un viaje, con tu pareja o con tus amigos, incluso en solitario. No te atrevas a decir que no tienes tiempo o que no tienes dinero, yo sé que cobraste el finiquito y por lo menos, podrás sacar 200 o 300 € para ti. No es un consejo, es una orden!!!

Cuando trabajamos tanto, nos centramos en muchas cosas y perdemos de vista nuevas metas. Por eso es vital que abramos la mente y exploremos nuevos territorios. Muchos de los grandes emprendedores que conoces encontraron respuestas en viajes fuera de su entorno. Hazlo tu también, quien sabe lo que puede pasar, no? Olvídate del trabajo por un tiempo.

Tómate tu tiempo…

2. Descúbrete a ti mismo

Supongo que ya estarás más que relajado. Habrás vuelto de tu viaje a Tailandia, habrás hecho tu ruta de Santiago y habrás escalado las montañas del Nepal. Por cierto, no me enviaste ninguna postal, cabrón… jajaja

Ahora es momento de descubrir quien eres en realidad. Cuales son tus aficiones, tus hobbies, tus gustos personales, tus metas. Para esto sirven los viajes y la relajación. Con tanto ajetreo, tantas horas y tantos clientes, habrás perdido de vista lo que realmente te gusta hacer. Yo hice una cosa muy simple, y esto va en serio, no como esos motivadores que cuentan historias y nunca hacen un carajo…

Agarré un folio de la impresora y lo dividí en 6 cuadrantes. En los primeros 3 de arriba, puse mis objetivos personales, en los 3 de abajo mis objetivos laborales. No te hablo de «quiero comprar un chalet con piscina y un Ferrari», hablo de quien quieres ser, donde vas, con quien quieres estar, … La primera pregunta es:

Si te murieses hoy, como te gustaría que se te recuerde mañana?

Este es el inicio de tu nuevo yo. Trabaja tu persona, tu marca personal, tu forma de ser, la manera de relacionarte, de comunicar, … Sé esa persona que quieres ser y no la deberías ser. Haz lo que te apetezca, el día de mañana te arrepentirás de haber sido una marioneta, pero seguramente estarás orgulloso si habrás logrado conseguir por lo menos la mitad de tus objetivos escritos en aquel papel.

3. Pon en marcha 3 proyectos

La parte inferior del folio, donde están tus objetivos laborales, deberás rellenarlo dividiendo tus beneficios en 3 grupos: ingresos pasivos, activos y ocasionales.

Trata de escribir tus metas y dejarlas siempre a la vista

Ingresos pasivos

Ya sabes lo que son, no hace falta que te lo explique yo, pero tal vez no le hayas dado la suficiente importancia. Este tipo de beneficio es acumulativo, te permitirá crecer financiariamente y tener una tranquilidad económica en un futuro. En mi caso, el pasivo son las páginas web, obtener ingresos con Google AdSense que podré gestionar desde cualquier parte del planeta. Supone que un día me mude a Estados Unidos. Desde ahí podré seguir gestionando mis webs y no necesitaré llevarme nada de España. En tu caso pueden ser arrendamientos, inversiones, proyectos digitales, … Lo que se te ocurra!

Ingresos activos

Esta es mi adrenalina, yo me muere si no hago algo, y siempre estoy en búsqueda de nuevos proyectos. Los ingresos activos son los más comunes, lo bueno es que te dan más beneficio a corto plazo, lo malo es que necesitan de tu dedicación y esfuerzo. Este tipo de ganancia, no tiene porqué ser un proyecto empresarial, puede ser simplemente un trabajo por cuenta ajena, un contrato de colaboración o la participación en negocios externos. En mi caso, el curro diario se centra en la marca de gorras BIGO BRND y en la agencia de marketing LOREM AGENCY. Es verdad que hay meses en los que se gana más, meses en los que se gana menos y meses en que hay que tirar de ahorros. Pero eso es lo interesante de ser emprendedor. Nada está escrito y todo está por descubrir, pero si sigues mis consejos, te habrás puesto en marcha para ir acumulando beneficios pasivos y no llevarte ningún susto.

Ingresos ocasionales

Estos son muy divertidos. Nunca se te ha presentado la ocasión de comprar algo a muy buen precio? Bueno, esa es la oportunidad que no debes dejar pasar.

Por ejemplo, yo el otro día me di un paseo en el rastro de Valencia. Es una especie de mercadillo, que se hace cerca del estadio del Mestalla, los domingos por la mañana. Vi muchos objetos antiguos y realmente, algunos estaban en muy buen estado. Aproveché la ocasión y compré 3 bolsos de mujer estilo vintage años ’60. Los pagué 4 € cada uno y enseguida los puse a la venta en Wallapop por 20 € cada uno. Al final vendí uno por 15 €, otro por 18 € y el tercero se lo regalé a mi madre.

Ya se, no es la venta con la que tendré la vida resuelta, pero ese viaje de «paseo» me proporcionó unos 20 € extra con los que no había contado. Fué algo ocasional, pero nada te impediría hacerlo todas las semanas, o conseguir «chollos» mejores para sacar más beneficio.

4. Conoce tus fortalezas

Ya sabes lo que hago yo, ahora te toca a ti descubrir en lo que eres bueno, y ponerlo en práctica. Mi consejo es seguir estos 3 tipos de ingresos, unos a largo plazo, otros a corto y algunos «extra» que harán tu día a día más divertido. Pero todo dependerá de lo que te guste hacer y en lo que eres bueno.

Eso si, marca tus planes con fechas, objetivos, visión y realidad. No escribas en el papel «quiero tener un restaurante que facture 50.000 € al mes«. Deberás realizar una serie de acciones para llegar a esa cifra. Por eso deberás hacerlo con la cabeza y marcando pequeñas tareas que te ayudarán a conseguirlo. Comienza buscando un local en una buena zona, elabora un menú diferente, calcula cuantos comenzales deberás servir por día, qué equipo necesitas, qué tipo de cocina quieres proponer, los gastos a tener en cuenta, etc… De ahí tendrás la visión general pero el proceso deberá ser estudiado y elaborado.

Nadie dijo que esto sería fácil.

5. No te olvides de ti

Está claro que también deberás pensar en ti. Si recuerdas, al principio hablamos de tus objetivos, de quien te gustaría ser, y de como te gustaría ser recordado. Ahora, ten presente que en tu vida no solo estás tu, también hay personas que giran a tu alrededor y dependen de tu estado. Haz ejercicio a diario, cuida tu salud y come bien. No queremos que nos des ningún susto!

Ya se que las hamburguesas están muy buenas, de hecho soy un gran amante del fast food, pero limítate a la «comida express» una vez por semana y ya está. Pasa tiempo con las personas que te quieren, porque cuando termines de trabajar, ellos serán quien estarán ahí. Incluso cuando las cosas vayan mal, serán quienes te darán fuerza y apoyo.

Cuida quien cuida de ti, este es el mejor consejo que puedo darte. Sé una buena persona, respeta al medio ambiente, a los animales y las personas… Esto te hará grande y serás un ejemplo para muchos.

No pienses solo en el empleo, hay muchas más cosas ahí fuera.

No pierdas de vista lo realmente importante

Consejo extra

Aprovecha los tiempos muertos para hacer lo que nunca tienes tiempo de hacer. Reordena tu garaje, limpia estanterías, revisa papeles y documentos, etc… Tira todo aquello que no te sirva. Hay que poner punto y final para poder recomenzar con más fuerza. Deshazte de las antigüedades y deja espacio para nuevas experiencias, nuevos retos y nuevos recuerdos.

Mucha suerte y espero que todo te vaya genial!!!

Y tú que piensas de todo esto?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escríbeme por WhatsApp!