La imprenta y el diseñador

Es muy importante, si eres diseñador, coordinar tu trabajo con la imprenta

Como ya sabes, nazco como diseñador gráfico, y a ser sincero, en mis primeros tiempos no me preocupaba mucho de la impresión. Pensaba que todo lo que veía en pantalla, se reflejaría luego en la realidad, y como he aprendido en estos años, no es así.

El diseñador y el impresor deben hablar el mismo idioma

 

Ahora que trabajo un una empresa que se dedica especialmente a la impresión digital (Tintas y Soporte), voy aprendiendo muchas más cosas de las que me podía imaginar. Hablamos de banding, de cabezales, de perfiles, de nozzles, … Palabras con las que no estaba familiarizado como diseñador, pero que he tenido que aprender a usar para poder comunicarme con las imprentas.

Por qué hay que preocuparse de la imprenta?

Pero estás ciego? Ya te lo dije… No siempre las imprentas reproducen un trabajo de la misma forma que tu lo ves en pantalla. Principalmente porque cada pantalla es diferente y cada persona percibe los colores de una forma completamente subjetiva.
La variación puede ir desde la luminosidad de la pantalla, hasta la hora del día o el reproductor de color.
Por lo tanto… Aprende a conocer el mundo de las artes gráficas para que tus proyectos, así como los ves en digital, queden perfectamente impresos en el soporte que sea.

Algún consejo para mejorar tus impresiones



Con el tiempo he desarrollado algunos “truquitos” o modalidades de trabajo que me han servido durante estos años.
Aquí te cuento algunos de ellos:

1. Trabaja siempre con pantones y códigos de color

Con esta técnica no hará falta calibrar el monitor para que tenga una resolución (aunque te lo aconsejo como diseñador). Solamente enviando los códigos de color y las opacidades, será suficiente para el impresor..

2. Utiliza muestrarios

A veces me ha ocurrido que el cliente vea un color o un diseño y esté de acuerdo con la imprenta, pero luego, utilizando diferentes tipos de soportes, estos no aceptan la tinta de la misma forma.

Por ejemplo en la madera los colores siempre quedan más oscuros que en el papel y hay que tenerlo en cuenta.

3. Haz pruebas de impresión

Muchas veces vemos folletos o carteles en pantalla y nos parecen la hostia!

Pero después los imprimimos y no parecen tan atractivos como los veíamos antes. Trata siempre de imprimir una copia de tu trabajo para comprobar que los espacios, las dimensiones y las proporciones están correctas.

También será más fácil encontrar errores ortográficos en papel, antes que en pantalla.


4. Contornea y adjunta

Recuerda que cuando trabajas en Adobe Illustrator, deberás rasterizar las imágenes y contornear los textos. Este proceso servirá para que el impresor, reproduzca todos los elemntos de tu archivo, sin cambios ni modificaciones.

Yo siempre adjunto un MockUp del resultado final en JPEG para que no hayan fallos ni errores.

5. Aprende e interactúa

Yo he ido aprendiendo poco a poco sobre la impresión, a medida de que fui trabajando. He tenido que remediar a errores, comerme las broncas de los clientes e incluso re imprimir algún trabajo, pagando de mi propio bolsillo.

Lo mejor será que hables con los impresores, que les pidas consejos y, cada vez que no sepas algo… Pregunta

La mejor forma de aprender, es pedir consejo a los expertos del sector

 

Estoy ganando algo de experiencia en el mundo de la impresión. Todas mis técnicas y todo mi aprendizajes, me gustaría compartirlo contigo.
Pregunta cualquier cosa ante la duda… Estoy aquí para ayudarte.

Un saludo y hasta la próxima!

Y tú que piensas de todo esto?